Yucatecos pagan hasta 400 pesos por 15 minutos de placer

La prostitución es conocido como un viejo negocio, donde algunas de la comunidad femenina se inclina para poder sobrevivir.

En Mérida, este oficio se ha proliferado de una manera impresionante en los últimos tiempos, pues hoy en día, la gran mayoría de las posadas y hoteles en donde los turistas recurren para descansar por sus bajos costos, se han convertido en todo un burdel.

La principal manifestación de ese fenómeno son dos amplios corredores del sexo que se forman en las calles 69 entre 50 y 54, y 58 entre 71 y 73, enfrente de la tienda de hamacas “El Aguacate”.

En una entrevista, la sexoservidora T.O, quien se para cada noche en la Avenida Itzaes comentó que lleva 3 años en el negocio, y pese al corto tiempo, ha pasado por muchas experiencias, entre ellas la proposición de un trío, el cual rechazó debido a que “no es su estilo”.

Destacó que empezó el negocio por necesidad, esto debido a que tiene un hijo enfermo, y de alguna forma, tiene que sacar el dinero para poder seguir adelante.

“Flacos, gordos, que apesten, hay que entrarle a todo, dejar a un lado el asco, al momento de coger solo pienso en que mi hijo estará bien”, dijo.

Con respecto a las cuotas, dijo que cobra 400 pesos, que incluye sexo oral y penetración, sin embargo, recalcó, que si el cliente tarda en terminar el “trabajito” cobra 100 pesos más.

“Hay clientes que terminan en 5 minutos y no pasa nada, pero hay algunos que han tardado mucho, después de 15 minutos si tarda, me dispongo a cobrar 100 pesos extras y puede terminar cuando quiera, tampoco hay que ser mala con el cliente, al final el me da de comer”, finalizó.

 

 

Tendencias Yucatán

Tendencias Yucatán

Los acontecimientos más importantes están en Tendencias Yucatán.

Loading Facebook Comments ...
error: ¡UPS! Algo salió mal y no pudiste copiar el contenido.
A %d blogueros les gusta esto: